Ropa sexy para practicar el role-playing | Lencería erótica

Da rienda suelta a tus fantasías íntimas con el role-playing

Si la rutina y la monotonía se han instalado en tus encuentros de pareja, o simplemente deseas introducir variantes para hacerlos más excitantes, una muy buena opción es practicar el role-playing. A través de un juego de roles tú y tu pareja podréis desarrollar vuestras fantasías preferidas. Sólo necesitáis la ropa sexy adecuada para la ocasión y meteros en el papel. ¡Y a divertirse!




El juego de roles o role-playing es una buena manera de dar un enfoque renovado a vuestras relaciones íntimas. El secreto es ponerse de acuerdo para adoptar cada parte un papel, establecer unas mínimas reglas y decidirse a jugar y pasarlo bien.


Recuerda que la imaginación es una fuente inagotable de recursos, de ideas y de fantasías. Unas prendas de lencería erótica o un disfraz sexy pueden ayudaros a pasar un rato muy excitante.


PREPARACIÓN
No es necesario hacerlo complicado, pero sí requiere un poco de organización previa:


-Conocer la predisposición. Como siempre, lo primordial es saber si la pareja está dispuesta a jugar, si está de acuerdo con este juego o tiene ciertos reparos que hay que respetar. Si siente incomodidad, vergüenza o malestar lo mejor es dejarlo estar o buscar una mejor ocasión.


-Acuerdo cerrado. Es muy importante determinar una serie de normas, en especial porque habitualmente uno de los papeles es el dominante y el otro ha de dejarse hacer. Es recomendable pactar si se puede detener el juego en el momento en el que alguien lo desee. Así no habrá malentendidos posteriores.


-Mentalización. Tener en cuenta los beneficios que en la relación de pareja va a aportar este tipo de juego hará que os resulte más fácil introduciros en el papel elegido.


-Lista de fantasías. Debéis tener claro qué resulta excitante a cada parte y qué no lo es. A partir de ahí, sacaréis el máximo partido si conocéis las respectivas fantasías, sin olvidar que no son más que eso, fantasías para pasar un buen rato. Así, podrás hacerle lo que más le gusta y hacerle ver qué es lo que más te gusta, y viceversa.


-Recreación verosímil. Una vez se elija el personaje, hay que seguir adelante con él para que sea lo más creíble posible. Por supuesto, el vestuario es parte fundamental; podéis serviros de una gran variedad de disfraces sexys. El escenario y el ambiente que construyáis también contribuirán a la verosimilitud del juego, y por tanto al mayor disfrute.



lenceria-sexy-role-playing-disfraces

Con imaginación podéis plantearos infinidad de combinaciones de personajes que os darán mucho juego. Lo importante es contar con la ropa sexy apropiada para seducir desde el primer instante.


PERSONAJES
Existen combinaciones clásicas de personajes que son muy sugerentes y otros que quizá suenen demasiado socorridos. Más allá de los paródicos tópicos del Guardia Civil y el control de alcoholemia, Caperucita y el lobo, se pueden plantear otras posibilidades que den mucho juego, con sus correspondientes variantes. Lo importante es contar con la ropa sexy o el disfraz erótico apropiados para seducir desde el primer instante:


-Profesor/a y alumna/o. Un disfraz de colegiala inocente que no ha estudiado lo suficiente pero que pretende aprobar 'como sea' es algo que siempre triunfa entre los hombres. También puedes interpretar el papel de profesora implacable que se derrite ante un joven alumno seductor.


-Entrevista de trabajo. Una de las dos partes necesita el trabajo y la otra será el duro reclutador. Habrá que llegar a un acuerdo como sea.


-Jefe/a y empleada/o. El trabajo ha sido adjudicado. ¿El jefe se quiere aprovechar de su condición con su secretaria o la jefa es una tirana que explota al becario?


-Policía y detenido/a. ¿Qué prefieres, hacer uso (¿y abuso?) de tu autoridad con el detenido para satisfacer tus fantasías o intentar rebajar tu pena solicitando clemencia a las fuerzas del orden?


-Doctor/a o enfermero/a y paciente. La abnegada enfermera hará todo lo posible para que al enfermo no le falte de nada. Por su parte, el doctor se afanará en llevar a cabo una exploración completa a la paciente.


-Ángel o diablo/a. Lamentablemente, el paciente ha pasado a mejor vida. ¿Quién le recibe en el más allá: un cándido e inmaculado ángel o una taimada y tentadora diabla?


-Camarero/a o chacha. Hoy te toca cenar sola y no sabes por qué el camarero se ha dado cuenta. Mientras tanto el huésped del hotel ha solicitado el servicio de habitaciones; en recepción le han dicho que la asistenta es muy atenta.


-Repartidor/a o reparador/a a domicilio. El trabajador no espera que un ama de casa aburrida le intente seducir de manera tan irresistible. ¿Y si es el caballero el que espera al servicio técnico o un pedido y llama a su puerta una encantadora señorita?



lenceria-sexy-role-playing-disfraces

Estos son sólo algunos ejemplos, pero seguro que a ti se te ocurren muchos más y has puesto en práctica algunos de ellos. ¡Compártelos en Venus-Plaza!


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload