Las fantasías eróticas más comunes en hombres y mujeres

Las fantasías eróticas más comunes en hombres y mujeres

Las fantasías eróticas más comunes en hombres y mujeres

Mantener relaciones con una tercera persona, tener un encuentro íntimo en un lugar público, espiar a tu propia pareja, mostrarte ante ella con una lencería erótica extremadamente sexy y atrevida... Situaciones que nunca te atreverías a trasladar a la realidad o que no tienes por costumbre representar. Eso son las fantasías eróticas más íntimas de cada ser humano. Aquí tienes un resumen de las más comunes en hombres y mujeres. O eso cuentan.


lenceria-sexy-f

Más de una vez te habrás preguntado si tus deseos más íntimos son sólo cosa tuya o hay más personas que los sienten pero, como tú, no se atreven a compartirlos. También puede que te hayas sentido un 'bicho raro' por excitarte ante situaciones por las que, si se te plantearan en la vida real, saldrías corriendo.


Las fantasías eróticas no son cosa exclusiva del género masculino. Puede que las compartan más, pero prácticamente todas las personas, hombres y mujeres, las tienen. Es más, tenerlas ayuda a una vida íntima más satisfactoria. No hay que olvidar que el cerebro es la parte más erógena, el principal órgano sexual del ser humano.


Tener una fantasía no es sinónimo de que exista deseo real de llevarla a cabo. Voluntarias o inconscientes, las fantasías pueden permanecer durante años en nuestra mente sin que tengamos la necesidad de realizarlas. No obstante, siempre se puede, si se considera oportuno, compartir con la pareja o persona adecuada y buscar la manera de satisfacerla.


Fantasías más comunes entre los hombres
-Con la pareja: se puede fantasear con reproducir situaciones ya vividas, perfeccionadas y aumentadas, o cosas que gustaría hacer. Es innegable que cuesta menos imaginar y es más accesible lo que está más a mano que lo platónico.
-Ropa fetiche: una cita en la que la pareja utilice lencería erótica que la haga irresistible: un conjunto sexy, un picardías, medias con liguero...
-Tener una relación con la pareja en un lugar en el que puedan ser descubiertos: lugares curiosos, prohibidos o extraños como el ascensor, el coche, un baño público o un probador.
-Juego de roles: el role-playing en el que tanto la pareja como uno mismo representan un papel y hacen uso de lencería sexy o disfraces eróticos para dar mayor credibilidad a la 'performance'.
-Grabarse con su pareja mientras se intima.
-Dominar o ser dominado: atar y azotar a la pareja (bondage) o, al contrario, asumir un rol de sumisión.
-Encuentro alocado con una celebridad. Algo puntual, irrepetible e inolvidable.
-Un trío. Habitualmente con una segunda mujer, conocida, cercana, o no tanto.
-Espiar a la pareja autosatisfacerse, ser observado mientras se mantiene una relación con la pareja, mirar mientras la pareja tiene un encuentro con una tercera persona, que sea la pareja quien le observe tenerlo... El voyeurismo en todas sus posibilidades.
-Que dos mujeres tengan un encuentro entre sí en presencia del hombre.



lenceria-sexy-f

Tener una fantasía no significa que exista deseo real de llevarla a cabo. Las fantasías pueden permanecer durante años en nuestra mente sin que tengamos la necesidad de realizarlas.


Fantasías más comunes entre las mujeres
-Fantasías con la propia pareja: al igual que en el caso de los hombres, la pareja puede ser el centro de multitud de fantasías.
-Hacer de estriper o prostituta: asumir un rol alejado de las prácticas habituales y vestirse con la lencería erótica apropiada para la ocasión resulta muy excitante para las mujeres.
-Encuentro romántico: la velada perfecta con todos los ingredientes para satisfacer el cuerpo y también el corazón. Si es con la pareja, mejor.
-Exhibicionismo: encuentros en público con el morbo y la emoción de ser descubierta.
-Ser dominada (violación) o dominante: todo cabe en el mundo de las fantasías eróticas.
-Encuentro íntimo con un tercero mientras la pareja mira.
-Sexo casual con un extraño, un ídolo, una expareja...
-Relación con otra mujer: un encuentro en el que no es necesaria la presencia masculina.
-Trío con dos hombres o dos mujeres.
-Orgía: encuentro en grupo sin precisar cantidad ni sexo de los participantes.


Además, hay teorías que afirman que las fantasías eróticas permiten fortalecer la mente y mejoran la memoria al generar más testosterona. Así, se aumenta la capacidad cerebral y reduce el estrés. ¡Todo son ventajas!



lenceria-sexy-fantasias-eroticas

Si no te ves reflejada, no te preocupes. Ni has de tenerlas todas ni todas las que se tienen han de coincidir con estas. Seguro que tu experiencia enriquece esta lista: ¡Cuéntanosla!


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload