Vive la noche de San Juan con la mejor lencería erótica

Prepara tu lencería erótica para la noche de San Juan

Prepara tu lencería erótica para la noche de San Juan

Se acerca la noche más corta del año, ¡seguro que sabes cómo sacarle partido! Con la noche de San Juan se da por empezado 'oficialmente' el verano, con lo que eso significa: sube la temperatura. Por ello, también puede ser un buen momento para que experimentes todas las posibilidades que te ofrece la lencería erótica.


lenceria erótica para la noche de san Juan

Existen infinidad de ritos y tradiciones asociados a esta noche 'mágica', casi todos relacionados con el fuego y el agua. Se acostumbra a disfrutar tanto de forma multitudinaria como en pareja y puede resultar muy divertida y especial. Pasarla con amigos está muy bien, ya sea en la playa, saltando las olas justo a medianoche, danzando alrededor de una hoguera y volando por encima de las cenizas de los malos augurios o en una de las muchas verbenas que se organizan por todas partes, por citar algunos ejemplos.


Pero las tradiciones también están para cambiarlas, o para crear nuevas. ¿Por qué no puede ser la ocasión ideal para sorprender a tu pareja y destapar tu lado más sugerente? Eso sí, sin perder los elementos principales en torno a los que gira esta mágica noche: el fuego y el agua. Y con el apoyo de la sensual lencería erótica que vas a estrenar.


Donde quieras imaginarlo. Lo importante es dar frescura, alegría y un toque picante a tus momentos de relax. La mayoría de mujeres elige las vacaciones de verano como la época apropiada para adquirir lencería y moda erótica, con el objetivo de disfrutarla en sus días de descanso.


lenceria erótica para la noche de san Juan

El fuego


El dios Vulcano puede acompañaros sin la necesidad de acurrucarse junto al fuego de una chimenea ni de hacer una hoguera en el salón de casa o en la habitación de un hotel. ¿Cómo? Sencillamente, coronando un par de velas que aderecen una cena o velada especialmente romántica.


No necesitáis más iluminación, siempre que sea suficiente para que os podáis mirar y admirar. Al fin y al cabo, tiene que recrearse con la ropa sexy con que acudes a la cita, empezando por ese vestido que has escogido para la ocasión.


El agua


La llama de la pasión se ha encendido; hay que apagarla con el otro elemento imprescindible esta noche: el agua. ¿Dónde encontrarla? En el jacuzzi, en la bañera o en la ducha, qué más da. Puede tratarse de un baño purificador a las doce en punto, pero seguro que deseáis que sea mucho más.


Lo importante es que cuando el líquido elemento os envuelva no quede ni rastro de tu lencería sexy, ya sea de ese conjunto o ese tanguita que hayas lucido durante unos instantes. Y a disfrutar del verano, que acaba de empezar.


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload