¿Sabes elegir talla de sujetador?

¿Sabes elegir talla de sujetador?

En 2014, el Instituto Médico Estético publicó un informe en el que, tras entrevistar a 500 mujeres de las localidades españolas de Sevilla, Madrid y Barcelona, desvelaron que una de las preguntas más comunes entre las pacientes que acudían a sus consultas, era la la elección correcta de la talla de sujetador.

De hecho, el resumen final de esta encuesta evocaba que tan sólo 3 de cada 10 mujeres españolas lleva bien su talla de sujetador y que el 92% de las féminas no sabe en qué debe fijarse para seleccionar la talla adecuada. Unos datos que, no sólo resultan curiosos teniendo en cuenta que es una prenda que las mujeres llevamos todos los días, sino que también son algo preocupantes, ya que si elegimos mal, estamos jugando con la salud de nuestra espalda.

Pero, ¿qué hace falta para que, además de lucir lencería bonita y que nos siente bien, también cuidemos nuestra salud lumbar? Principalmente saber dos cosas: cuál es nuestro contorno, que es algo que todas o prácticamente todas las mujeres saben, así como la copa de nuestro pecho.

Lo que podría parecer sencillo, no lo es tanto debido al gran número y diversidad de tallas que existen en el mercado. Ya que no todas las casas tallan igual y no a todo el mundo le sienta igual un sujetador normal, que un push up u otros modelos de sujetador que existen en la actualidad.

Esto, además, se podría complicar si realizas tus compras on line y en esa tienda no tienen las medidas especificadas. En Venus Plaza hemos realizado un minucioso cuadro, gracias al cual podréis elegir vuestra talla de sujetador y de cualquier otra prenda de www.venus-plaza.com para que no tengáis problemas de tallaje. Con todo y, por supuesto, siempre estamos encantados de atenderos ante cualquier duda.

Cómo saber cuál es tu talla de sujetador

Tal y como hemos mencionado arriba, hay dos aspectos esenciales para saber cuál es la talla de sujetador que deberás llevar y que son:

  • El contorno: el cual, según los patrones de moda en España debe medirse con una cinta métrica que sea flexible y que podamos pasarla por debajo del pecho. La cifra que necesitaremos de contorno será el resultado de esa medida, más 15. 
  • La copa: si bien la primera medida es fácil de tomar, esta segunda resulta algo más complicada. Las letras estándares que se dan a las copas van de la siguiente manera: A, B, C, D y E. El resultado de la copa es, en realidad, el volumen del pecho. Para conocerlo, sólo tendremos que colocar la cinta métrica antes mencionada, entre ambas aureolas, de forma horizontal y redondear el pecho. Al resultado que nos dé esta medida tenemos que restar el número que nos haya salido del contorno. Normalmente, la cifra rondará entre 12 y 30.

    Una vez tengas este número, ya sólo te queda saber a qué numeración corresponden las letras del alfabeto arriba mencionadas. La A corresponde a los números que van del 12 al 14; la B, entre 14 y 16; la C entre 16 y 18, la D, entre 18 y 20 y la E, entre 20 y 22.

Otros aspectos a tener en cuenta sobre el sujetador

Llevar la talla de sujetador correcta, no sólo beneficiará al aspecto físico de nuestro pecho, sino que además, también nos ayudará a tener una mejor salur lumbar. Por eso, es esencial llevar bien sujeto el pecho, que es la función principal de este elemento de lencería.

Por eso, nos gustaría darte algunos consejos generales sobre el uso del sujetador, antes de adentrarte a comprar uno nuevo:

- Nunca te lo compres ni te midas el pecho cuando estás ovulando o con la regla, ya que esos días el pecho aumenta y la talla sería incorrecta. 

- Nunca debe apretarnos. Si nos aprieta en la zona del pecho, de los hombros o la espalda, mejor descartarlo, aunque sea nuestra talla. Puede que esa casa no talle como nosotros esperamos y es mejor buscar otro modelo.

- El material empleado debe ser de calidad. En Venus Plaza garantizamos la calidad de las tiras y aros de nuestros sujetadores pensados, no sólo para seducir, sino para que la mujer se sienta realmente cómoda.

- El aro debe quedar siempre pegado al cuerpo, por debajo del pecho y que no lo aplaste ni lo oprima.

- Cuanto más grande sea el pecho, más ancho deberá ser el tirante para que lo sujete bien. De lo contrario, será la espalda de la mujer que lo lleva, la que sufra las consecuencias negativas. Además de que no luce bonito el pecho.

- Revisar las medidas que hemos tomado cada cierto tiempo. Y es que el cuerpo cambia y la talla de sujetador, aunque no te lo parezca, también lo hace.

- Un sujetador para cada momento: porque no es lo mismo salir a hacer deporte, que ir a trabajar o salir a pasear tranquilamente o estar en periodo de lactancia. Busca el sujetador que más se adapte, también, a tus necesidades, pero siempre teniendo en cuenta tus medidas y las recomendaciones mencionadas hasta el momento.


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload