Las medias, una historia de seducción que comienza en la Edad Media

Las medias, una historia de seducción que comienza en la Edad Media

           

 

Si hay algo que no puede faltar en el armario de una mujer, son unas medias. ¿Por qué? Porque forman parte de la esencia femenina y no importa que utilices o no faldas y vestidos, las medias bien pueden ir debajo de unos pantalones y, la única parte que se ve de ellas en esos casos, queda realmente sexy y sugerente a la vista de los demás.

 

Pero es que, además, unas medias también puedes comprártelas para pasar una noche con tu pareja o ligue, ya que dan mucho juego. Y, por supuesto, las puedes utilizar para que tus piernas luzcan más bonitas o para protegerte del frío. Por tanto: ¡qué no te falten unas buenas medias en tu armario!

 

Además, afortunadamente, hoy en día las medias que se venden no son sólo aquellas antiestéticas que llevaban nuestras abuelas para resguardarse del frío: existen miles de modelos, tantos que podríamos combinar cada uno de ellos con la ropa que llevas ese día o con la temática del momento que tengas pensado vivir.

 

Y qué decir de si combinas esas medias, con un bonito conjunto de braga y sujetador, sin olvidarte, por supuesto, del liguero: ¡Éxito asegurado! Tanto para tu autoestima, como para agradar a tu pareja o ligue. En nuestra tienda on line encontrarás muchas ideas.

 

Un poco de historia

Puede que muchas personas crean que las medias es un complemento del siglo XIX o XX, pero nada más lejos de la realidad: los primeros indicios que se tienen de que existen medias en el mundo de la moda se remontan a la Edad Media, cuando los hombres comenzaron a portar lo que se conoce como calzas y que hoy corresponderían más bien a los pantys, que son completos hasta la cintura, por lo que el nombre correcto debería de ser medias calzas. No sería hasta el siglo XV cuando las mujeres comenzarían a llevar medias.

 

Anécdotas aparte, las medias, por lo general, son elaboradas en nailon o licra, aunque hoy en día, también se utilizan, en menor medida, otros materiales, como por ejemplo vinilo y poliéster, tal y como se puede ver en Venus Plaza.

 

                                                         

 

Tipos de medias

Como comentábamos, existen tantas medias como gustos, pero, por lo general, los modelos más comunes de medias o conjuntos de las mismas, son los siguientes:

 

  • Medias de rejilla: este tipo de medias son, más bien, indicadas para dar una forma más bonita a nuestras piernas o darles un toque seductor. Lejos de lo que muchas personas puedan pensar, son muy cómodas y fáciles de poner.

  • Medias de Nailon: son algunas de las más demandas. Son fuertes y duraderas y existen miles de colores y motivos entre las mismas

  • Medias de cubanas: aquellas que tienen costura y refuerzo en la planta. La costura bien puede ser para que hacer más bonita la pierna.

Y entre estas variedades, cientos de modelos. Sólo tienes que echar un vistazo a nuestra sección de medias y ver cuál es la que más se ajusta a tus necesidades.

 

                                                                               

Además, desde Venus Plaza también te proponemos que veas los pantys que, cuidadosamente, hemos seleccionado para ti. Pero ¡ojo! Estos pantys no son ni incómodos ni anti estéticos, ¡todo lo contrario! Han sido diseñado para que tú, como mujer, te sientas, cómoda, sexy y, según el modelo, protejas tus piernas y zona de las caderas y ombligo, del frío.

 

También para hombres

Porque las medias no son sólo cosa de mujeres, en Venus Plaza también contamos con varios modelos para que los chicos también puedan completar su lencería masculina. Échale un ojo a lo último en lencería masculina.

 

                                                  


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload